MOVIENDO MONTAÑAS – ¿qué provoca la obra artística de Yoko Ono?

28 Ago 2014 by Angélica Sátiro, No Comments »

angelica copia

Moviendo Montañas
¿qué provoca la obra artística de Yoko Ono?

Angélica Sátiro

ANGELYOKONO
Algunos viajes son a Ítaca, otros a Pasárgada… Yo he ido a Bilbao, mientras el cambio de paisaje de la geografía española, me enseñaba montañas. Montañas de allí y del más allá… Montañas de mi memoria. Montañas de mi historia. Montañas de las Minas Gerais. Montañas-cuna de mis sensibilidades… ¿Sería un adelanto de lo que me pasaría? El tiempo y sus curvas por el espacio siempre me han impresionado…
Llegar al museo de arquitectura rompedora, también me hizo ver montañas. Montañas plateadas, a veces doradas, por la luz de la puesta solar. Montañas pensadas como no-montañas. Era proyección de mi mente, hecha desde un tiempo que ya había pasado. Curvas en el tiempo, curvas en el espacio, curvas, curvas y vueltas.

GUGGENHEIM1

GUGGENHEIM3

Vaivén incansable entre el aquí y el aquí, el allá y el allá. Movimiento. Puro movimiento. Movimiento que habito, sino no hay existencia posible.

IMG_5836

El viaje era hacia el universo artístico de Yoko Ono . Valía la pena mover y remover las montañas para ir allí y disfrutar de sus creativas provocaciones. Ya lo había comprobado en Barcelona. ¡Es imposible salir impune del encuentro con su obra!

PIEZA SANGRE CORTADA

CUANDO LA MATERIA PRIMA Y LA OBRA FINAL ES UNA IDEA…
“Los artistas no deben crear más objetos; el mundo está lleno de lo que necesita.” (Yoko Ono, 1971) Coherente con esta premisa, la artista es considerada una de las precursoras del arte conceptual y del movimiento Fluxus. Su obra es performática, efímera, está en constante movimiento y no se acaba en un objeto concreto.
Quizás, su obra podría ser llamada “arte filosófico” o “modo creativo de filosofar”. Su contenido son los temas fundamentales de la experiencia humana: la muerte, el lenguaje, el amor, los orígenes, la percepción, la identidad, etc. Su forma es pura provocación mental que genera un tipo de reflexión original. No hay la preocupación con un fin, con llegar a una conclusión. Quizás influenciada por sus estudios en filosofía Zen, su obra refleja procesos de transformación, de mutación, de cambio de conciencia. Con sus Instrucciones, Yoko Ono nos invita a viajar de modo silencioso e introspectivo, por el mundo de la imaginación y del pensamiento creativo. En el fondo, cada uno de nosotros somos parte de su obra de arte.

PALABRAS SOBRE EL AGUA CORTADO

PALABRAS SOBRE EL AIRE CORTADO

¿DÓNDE ESTÁ LA OBRA DE YOKO ONO?
Parece ser que la obra de esta artista no cabe dentro de las paredes de un museo. Aunque sean las curvas paredes del Guggenheim…
Su obra se independiza de ella, porque solamente pasando por el proceso mental de su observador, gana significado y se completa como tal. Nosotros, sus observadores-participantes-oyentes-admiradores, creamos su obra con ella. En nuestra mente, su obra se torna obra. Y su obra, cuando habita nuestra mente, nos transforma…
“Para mi el único sonido que existe es el sonido de la mente. El único objetivo de mis obras es inducir en la gente la música mental.” (Yoko Ono, 1991)

LA INSTANTANEIDAD DEL “YO” COMO TEMA
Como el dúo mente-cuerpo no está separado en este paradigma, la obra de Yoko contamina nuestros cuerpos de movimiento interior y exterior. Así, improvisando, me vi performer y moví montañas… Mis montañas, aquellas que se precipitaron sobre mi en el camino. Las montañas de mis raíces aéreas… Sentí el peso de moverlas por el mundo, la gravedad de ser uno consigo mismo y sus historias vividas e inventadas.
La provocación de Ono era aparentemente sencilla: un espacio vacío y blanco, una música y tres telas tiradas al suelo. ¡Nada más! Pero en mi mente, yo movía lo que hay de más fijo en este mundo, hacía la performance del arraigado desarraigo…

ver video

Etiquetas: , , ,

Leave a Reply

Follow Me!

Follow Me! Follow Me! Follow Me!

© 2019 Angélica Sátiro is proudly using the Lysa theme.